fbpx

¿Qué es la Listeriosis? ¿Cómo afecta al embarazo?

¿Qué es la Listeriosis? ¿Cómo afecta al embarazo?

La Listeriosis pertenece a las Enfermedades de Transmisión Alimentarias (ETAS); específicamente, a las de origen bacteriano, como la Salmonelosis, Echerichia Coli y Clostridiun Botulinum.

Es una de las infecciones de origen alimentario más agresiva, presentando tasas de mortalidad de un 20 a 30 %. Su frecuencia en los humanos es relativamente baja, en los Estados Unidos de América suele tener una incidencia de 7 o más casos por cada 100,000 habitantes, promedio de 1.700 casos por año, con una letalidad de 270 casos según la CDC. En España  0,2-0,8 por 1000 casos. Siendo su mayor incidencia durante el verano.

La población más susceptible la constituyen las gestantes, recién nacidos, adultos mayores de 60 años, y pacientes con inmunosupresión constituyen grupo de alto riesgo.

Su hábitat suele ser el suelo, agua fresca, aguas residuales, vegetación, infectando animales domésticos. La listeria se ha encontrado en las carnes crudas, las verduras crudas, la leche no pasteurizada, los alimentos hechos con leche no pasteurizada, y los alimentos procesados.

La contaminación puede ocurrir en los alimentos listos para el consumo, como los perritos calientes y las carnes frías, puede producirse después de la cocción y antes de su envasado.

Síntomas de la Listeriosis:

Incluyen fiebre y escalofríos, dolor de cabeza, malestar estomacal, vómitos y diarreas. En la mayoría de los casos en pacientes sanos suele ser asintomática, cuadro clínico no grave como una gastroenteritis con febrícula.

Consecuencias y riesgos  de la Listeriosis durante el embarazo

Según la Centro de control de enfermedades, hay 20 veces más probabilidades de infectarse que en una mujer adulta sana, el número de casos aproximados es de 17 %; su diagnóstico suele ser tardío, con bacteriemia, atravesando la barrera placentaria, en muchos casos conlleva a un cuadro grave, llamado granulomatosis infantisepticun.

Los síntomas en las mujeres embarazadas pueden aparecer de 2 a 31 días posterior a la exposición, los mismos incluyen síntomas leves similares a la gripe, dolores de cabeza, dolores musculares, fiebre, náuseas y vómitos, diarrea, estado pseudogripal inespecífico, irritabilidad uterina (dolor a la palpación abdominal y/o dinámica uterina) (Corioamnionitis).

Si  se propaga al sistema nervioso puede causar rigidez en el cuello, desorientación, o convulsiones.

La infección puede ocurrir en cualquier momento durante el embarazo, pero es más común durante el tercer trimestre, cuando su sistema inmunológico está más deprimido. 

Consecuencia de la enfermedad:

  • Primer o segundo trimestre  =  20 % Aborto espontáneo (séptico).
  • Tercer trimestre 80% = infección neonatal, 2/3 de los casos corioamnionitis y parto prematuro
  • Mortinato (22 %)

Tratamiento para la Listeriosis

El tratamiento temprano con antibióticos puede prevenir y revertir la infección fetal y otras complicaciones  graves a diferencia de otras causas de corioamnionitis, en las cuales la inducción del parto es el abordaje estándar, la listeriosis puede ser tratada para que el parto se produzca a término y sin complicaciones.

No todos los bebés cuyas madres están infectadas tendrán problemas relacionados con la listeriosis ,1/3 de casos puede cursar en forma asintomática en feto.

En neonatos la mortalidad puede alcanzar 40-50 %, produce meningoencefalitis y meningitis, con probables  secuelas neurológicas.

¿Cómo prevenir la Listeriosis?

Debido a su ubicuidad es difícil de prevenir;  siendo la forma más  efectiva la vigilancia de la alimentación.

Se combate con la pasteurización y cocción.

Evitar aquellos que no sean pauterizados; quesos blandos tipo feta, Brie, Camembert, quesos azules y queso blanco fresco, que no indica si están pasteurizados.

Se recomienda quesos duros tipo Cheddar, mozzarella, requesón; no se recomienda comida  precocida tipo perritos calientes, carnes frías o embutidos, sin previamente ser recalentados al vapor o 160° C; patés o carnes untables refrigeradas, mariscos ahumados refrigerados, se deben cocinar como el caso de la cazuela.

Manejo de alimentos para evitar la Listeriosis

  • Lava todas las frutas y las verduras
  • Mantén todo limpio, incluyendo sus manos y las superficies de preparación
  • Mantén el termómetro del refrigerador a 4° grados C o menos
  • Limpia su refrigerador con frecuencia
  • Evita la contaminación cruzada entre los alimentos crudos y cocinados (esto incluye los jugos de las salchichas)
  • Cocina los alimentos a temperaturas adecuadas (use termómetros para los alimentos ) y recalentar todos los alimentos hasta que estén hirviendo (o 160 F)
  • Refrigera o congela los alimentos puntualmente.

Las temperaturas adecuadas para cocinar alimentos y evitar la bacteria llamada Listeria:

  • El pollo:165-180 F
  • Los platos de huevo:160 F
  • La carne molida:160-165 F
  • La carne de res , al punto medio:160 F
  • La carne de res, bien hecha: 170 F (no se recomienda comer cualquier carne poco cocida)
  • El cerdo: 160-170 F
  • El jamón (crudo): 160 F
  • El jamón (precocido): 140 F

Si estás embarazada y presentas síntomas compatibles con una infección por listeria, acude a tu centro de salud.

La administración a tiempo de un tratamiento adecuado puede proteger a tu feto o a tu hijo recién nacido.

 

Dr. Antonio Molero. 

Share post

There are no comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.